Hedonismo sostenible

Conocedor, teórico y práctico, del amplísimo abanico de sustancias psicoactivas y sus repercusiones sociales, Eduardo Hidalgo, el que fuera durante más de una década coordinador en Madrid y alma de los discursos del colectivo Energy Control, dedicado a la gestión de placeres y riesgos en el consumo de drogas, ha publicado recientemente Hedonismo sostenible, un volumen de casi ochocientas páginas, corregido y maquetado por Igor Domsac (Alter Consciens), en el que se oxigenan los trapos sucios de algunas costumbres humanas, derivadas de los atávicos placeres de jugar y embriagarse, que paradójicamente reciben un trato antagónico por parte de la ley.

Los deportes de nieve, el montañismo, la caza, los coches y motos o la Fiscalía Antidroga se enfrentan, respectivamente, a la MDMA (éxtasis) en un combate donde se comparan los datos referentes a mortalidad, morbilidad o potencial adictivo, sin encontrar evidencias que justifiquen el tremebundo agravio comparativo que, en términos de legislación, reciben una y otras aficiones.

En la segunda parte del libro, el autor señala los entuertos desencadenados por una de las guerras más destructivas en que históricamente se ha embarcado la humanidad. Y es que, según argumenta Eduardo con lucidez, las políticas actuales sobre drogas atentan contra los derechos y libertades individuales, castigan y criminalizan a los consumidores, aumentan el precio de las drogas (promoviendo la delincuencia para permitirse el consumo), ponen en contacto al usuario con el entorno criminal, favorecen la marginación y estigmatización de los consumidores, promueven la creación, producción y comercialización de drogas más potentes, dan lugar al desconocimiento de la pureza y composición de las sustancias, maximizan los riesgos (sanitarios y de cualquier otro tipo), amenazan la estabilidad política de los países, generan muerte y violencia, provocan saturación e inoperancia del sistema judicial y del cuerpo policial, dilapidan los recursos públicos, sacrifican las libertades individuales, permiten la injerencia externa en los asuntos internos de otros países, promueven la deshonestidad y la mentira, dejan desprotegidos a los menores, provocan la infrautilización terapéutica de opiáceos, promulgan ciencia viciada y desinformación, perjudican a las minorías, deniegan el respeto a los cultos religiosos y causan un gravísimo daño medioambiental.

A modo de colofón, se ofrecen unas cuantas soluciones para deshacer los nudos burocráticos que han emborronado nuestra relación con la Naturaleza. Se trata, básicamente, de cambiar el concepto de guerra por el de sostenibilidad en las políticas sobre drogas, regulando el mercado y racionalizando la prevención y el abordaje informativo, así como los tratamientos clínicos y psicosociales, la ciencia e investigación o el trato social brindados a unas sustancias que nos han acompañado desde los albores de la humanidad y que lo seguirán haciendo pese a los férreos muros legales que, tratando de interceptar su expansión, inyectan en la raíz del sistema un virus de corrupción cuya capacidad destructiva afecta a todos los nervios que componen la red de vida interconectada en el neocórtex del planeta.

Un apéndice con pronunciamientos antiprohibicionistas de personajes célebres y portavoces de diversos colectivos y sectores sociales corona con su guinda el agridulce pastel que nos ha preparado el señor Hidalgo, un necesario bocado de sentido común en las decisiones que afectan a nuestra relación con el entorno. La guerra más difícil es aquella en la que combatimos contra nosotros mismos, y en ella, la única victoria posible consiste en rendirse, aceptar la propia sombra y declarar el cese incondicional de las hostilidades.

¿Quieres recibir información de nuestras actividades?
Suscríbete a nuestra lista de correo:

Anuncios

Un pensamiento en “Hedonismo sostenible

  1. Pingback: Diez mitos universales sobre drogas « Alter Consciens

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s